Errores en campñas de publicidad

Errores por los que la publicidad no funciona

La efectividad de la publicidad no depende solamente del dinero que puedas invertir ni en un diseño espectacular. ¿Alguna vez has lanzado una campaña con un excelente presupuesto y diseño, y, aun así, los resultados no son los que esperabas?

A continuación, te desvelamos algunas posibles causas de que tus anuncios de publicidad no funcionen.

Al usuario no le gusta que le molesten

La mayor parte de la publicidad digital existente es intrusiva e interrumpe al usuario cuando está consultando Internet. Pop-ups o publicidad con audio que se reproduce automáticamente, por nombrar algunos. También se cuela sin permiso cuando está consultando las publicaciones de sus amigos en redes sociales. Esta tendencia a rechazar la publicidad queda patente en el uso creciente de los adblockers. Estos son extensiones en los navegadores que bloquean toda la publicidad de las páginas que el usuario visita.

Un estudio de Adobe dice que el 40% de los conectados de entre 18 y 29 años usan bloqueadores de publicidad y atención, que en España, el 26% de los internautas utilizan adblockers. Un dato que da para pensar.

Si tu campaña ha fallado, puede ser porque gran parte de tu público objetivo use bloqueadores de publicidad o tenga la sensación de que le estás molestando.

No entender al consumidor

Para que tus anuncios sean efectivos deben de estar pensados para tu público objetivo. Para definir a este público, no es suficiente con definir unas características demográficas, sino que hay que pensar en qué le interesa, el momento en que prefiere recibir la información y de qué forma le gusta recibirla.

Por poner un ejemplo práctico, imagina que vendes un producto que reduce el colesterol. Tu core target sería hombres mayores de 40 años, pero probablemente tendrás más efectividad si consigues segmentar tu publicidad. Incidir en aquellos usuarios que además estén interesados en como bajar el colesterol, es decir, que tengan la necesidad. En cuanto al formato de tu contenido, al ser un tema de salud que preocupa, puede funcionar bien presentarlo como testimonios o artículos informativos. Las redes sociales quizá no sean la mejor opción, al ser un canal donde el usuario está para entretenerse.

Si consigues entender bien a los públicos de forma estratégicaconseguirás plantear mejor tus campañas y obtener mejores resultados.

¿Has calculado el ROI?

El ROI se refiere a la medición del rendimiento económico de una campaña de marketing. Un ROI alto significa que los beneficios han sido mucho mayores que los costes, y viceversa. Entonces, para hacer publicidad efectiva, debes estimar y medir constantemente los resultados de tus estrategias, para así saber qué modificar para aumentar el retorno de la inversión.

No todo el día estamos pensando en comprar

El usuario no siempre está interesado en comprar. Si realizas publicidad convencional estás desperdiciando esfuerzos atacando a un público amplio sin saber si está interesado en comprar. Lo ideal es presentarle la información adecuada en cada momento sólo a aquellos que potencialmente pueden ser tus clientes. Ahora bien, ¿Cómo se consigue eso?

La clave: el inbound marketing

La gran ventaja del Inbound Marketing es que te permite optimizar los recursos al enfocarte en los verdaderos interesados en tu producto o servicio. La clave está en generar contenido de calidad, que permita guiar a tus prospectos a través del Buyer’s Journey (descubrimiento, consideración y decisión). Así, lo que en un comienzo eran clientes potenciales, podrán traducirse en conversiones.

Aunque tu objetivo es vender, los usuarios no tienen esa sensación. No olvidéis: a gente le fascina comprar, pero odia que le vendan.

Hace mucho tiempo que la publicidad intrusiva no logra conectar con el público. Por ello, considera todo lo que hemos revisado a la hora de evaluar la efectividad de tus anuncios. Y recuerda que siempre podéis apoyarte en expertos en la materia para asegurar buenos resultados en tus campañas de Google Ads.


Tasa de rebote

Cómo mejorar tu tasa de rebote

Si estás trabajando en mejorar tu ranking de búsqueda orgánica y tus conversiones, la tasa de rebote es una de las métricas más importantes en las que debes centrarte.

La tasa de rebote se refiere al porcentaje de sesiones en las que un usuario entra en tu web pero no interactúa con más de una página antes de salir. En otras palabras, un rebote es una sesión de una sola página en tu web .

Si tu sitio web tiene un alto porcentaje de rebote, lo más probable es que también tenga una baja tasa de conversión. Además, un alto porcentaje de rebotes puede afectar negativamente a la clasificación en los motores de búsqueda, ya que indica una experiencia de usuario de baja calidad.

La buena noticia es que, una vez que hayas determinado el porcentaje de rebote, hay muchas tácticas que puedes aplicar para intentar atraer a los visitantes para que se queden más tiempo e, idealmente, realicen una compra o rellenen un formulario, por ejemplo.

A continuación tienes una lista de 7 consejos que puedes utilizar para reducir tu tasa de rebote y mejorar la experiencia de usuario en tu sitio web.

Google Analytics

Uno de los primeros pasos es aprovechar Google Analytics para analizar la tasa de rebote de tu web. Puedes comparar las tasas de rebote de varias páginas web para ver si algunas funcionan mejor que otras. Después de haber determinado dónde hay margen de mejora, realiza los cambios necesarios y vuelve a consultar Analytics para asegurarte de que los cambios tienen un efecto positivo.

Ten en cuenta que no existe necesariamente una "buena" métrica de la tasa de rebote, ya que ésta difiere para cada empresa y sector. La mejor recomendación es supervisar la tasa de rebote de tu web para tener un punto de referencia y, a continuación, hacer un seguimiento de tu progreso a medida que realizas cambios.

Pruebas A/B

Una vez hayas determinado tu tasa de rebote, lo más probable es que quieras hacer pruebas A/B al integrar algunos de los consejos que se mencionan a continuación para poder comparar el rendimiento de cada estrategia. Por ejemplo, puedes hacer pruebas A/B con diferentes palabras clave, varios diseños de páginas de destino, diferentes audiencias objetivo, etc.

Las pruebas A/B te facilitarán la tarea de ver qué funciona y qué no, ya que te permiten ofrecer una versión de tu web a una parte de tus visitantes y otra versión a la otra parte, lo que te ayudará a determinar cuál es más eficaz. Y, de nuevo, siempre deberías volver a los datos de Google Analytics para hacer un seguimiento de tu tasa de rebote, de modo que tengas cifras definitivas que respalden tus pruebas.

Páginas web fáciles de leer

Esto puede parecer de sentido común, pero te sorprenderías de la cantidad de gente que se deja llevar por el diseño de su web y no tiene en cuenta si el texto es fácil de leer o si las páginas son fáciles de navegar. No hay nada más frustrante para un usuario que una web enrevesada que no tiene un diseño claro e intuitivo. Además, es una de las principales razones por las que los usuarios abandonan una web antes de realizar una conversión.

El texto puede ser atractivo, pero sobre todo legible y hay que tratar de evitar los grandes bloques de texto que puedan abrumar al usuario; lo más probable es que los pase por alto.

CTAs claros

Si tu web no tiene llamadas a la acción (CTA) convincentes, es otro aspecto que debes mejorar. Los CTA deben atraer a los usuarios y obligarles a realizar una acción, por ejemplo, hacer clic en un enlace, suscribirse a una newsletter o compartir el contenido en las redes sociales. Haz que el texto o el botón sean visualmente atractivos y que enlacen a algo en lo que los clientes quieran hacer clic, como una prueba gratuita de tu producto.

También debes tener en cuenta la ubicación de los CTA. Si crees que son atractivos pero no obtienes la respuesta deseada, puede que simplemente estén en el lugar equivocado. La mayoría de los usuarios deciden abandonar una web en pocos segundos, lo que significa que probablemente no vean el CTA de la página. Debe ser inmediatamente visible para los usuarios con el fin de atraerlos a hacer clic.

Evita los pop-ups

Cuando visitas una web, ¿te gusta que te inunden con ventanas emergentes? Probablemente no, y a tus usuarios tampoco. Molestan a los visitantes y les obligan a abandonar la web aumentando así la tasa de rebote. Algunas personas con un perfil más comercial defenderán su eficacia, pero realmente creemos que hay mejores maneras de involucrar a tu audiencia con tu marca y el contenido que les ofreces.

Son muy pocos los consumidores que consideran responder a un pop-up, en comparación al número que responde positivamente a las ofertas por correo electrónico. Esto es suficiente para tener claro que los popups no son una estrategia efectiva y deben ser evitados a toda costa.

Vídeos e imágenes atractivos

En lugar de recurrir a las molestos pop-ups, considera la posibilidad de incorporar vídeos e imágenes para atraer a tu audiencia y convencerle de que se quede. Los vídeos son elementos potentes y muy eficaces y pueden añadirse a cualquier página para captar la atención de los visitantes.

Las imágenes también pueden ser una herramienta poderosa, siempre que sean de alta calidad, atractivas y acordes a tu contenido. A nadie le va a impresionar una imagen pixelada, así que si vas a utilizar fotos asegúrate de elegirlas bien y colocarlas en espacios óptimos.

Velocidad de carga

Otra forma de que los usuarios abandonen tu web es el tiempo de carga. Una vez más, los visitantes de su web probablemente decidirán en cuestión de segundos si van a permanecer en el ella o abandonarla. Si tu web no se ha cargado completamente en esos segundos la decisión va a ser fácil para ellos. Google PageSpeed Insights es una herramienta muy fácil de usar que puede ayudar a mostrar lo que necesita mejorar en términos de velocidad de la página con el fin de optimizar todas tus páginas y asegurarte de que se cargan de manera oportuna.


OKRs

¿Qué son los OKRs?

Los OKRs (Objectives and Key Results) son una herramienta de gestión del rendimiento que establece, comunica y supervisa los objetivos de una empresa. La idea es establecer expectativas que hagan que todos los empleados de la empresa trabajen juntos en una dirección unificada.

Son una gran herramienta para identificar nuevas iniciativas y establecer objetivos ambiciosos. Se utilizan principalmente en el sector tecnológico como medio para establecer y medir los objetivos trimestrales. Sin embargo, cada vez se expanden más en el mundo empresarial.

Los OKR constan de dos componentes principales:

  • Objetivos: Lo que se quiere conseguir. Suelen implicar el establecimiento de una meta (normalmente de carácter cualitativo) en torno a una iniciativa específica que se espera mejorar o en la que se trabaja.
  • Resultados clave: Cómo se va a lograr el objetivo. Se trata de objetivos cuantitativos que son medibles y tienen un plazo definido para su consecución.

Pongamos un ejemplo para verlo de manera más clara. Supongamos que acabas de abrir tu primera tienda online, pero estás decepcionado con los primeros resultados. Entonces lo recomendable para ti es crear un OKR:

  • Objetivo:
    • Crear una campaña de marketing ecommerce.
  • Resultados clave:
    • Realizar 5 campañas de publicidad en redes sociales.
    • Aumentar las visitas a la web en un 300%.
    • Establecer varios píxeles/etiquetas de remarketing en la web.
    • Promocionar productos a través de un influencer.

Diferencias entre OKRs y KPIs

En algunos aspectos, los OKRs y los KPIs son lo mismo. Por ejemplo: La parte "objetivo" de los OKRs no es tan diferente de los KPIs individuales (aunque eso, por supuesto, depende de si estás estableciendo un objetivo cualitativo o cuantitativo).

Los KPIs se centran en la estrategia del negocio, esos objetivos que van a hacer que una empresa o un departamento tenga éxito en general y se miden utilizando métricas específicas, por ejemplo: ingresos o ventas.

Los OKRs, por el contrario, suelen estar dirigidos a iniciativas concretas. Su función principal es abordar deficiencias y aplicar cambios, por eso la dificultad para alcanzar objetivos es mayor y más desafiante.

Si retomamos el ejemplo anterior de la tienda online, el KPI sería impulsar las ventas y el OKR los cambios tácticos a implementar:

  • Generar 1.000 clics a partir de publicaciones orgánicas en las redes sociales.
  • Generar 2.000 visitas  a través de anuncios.
  • Realizar 5 campañas anuales en la propia web, a través de newsletters, etc.
  • Contratar influencers para publicitar tu marca.

Cómo utilizar los OKRs

Los OKR son útiles por varias razones. Una de ellas es para sacar a tu equipo de la zona de confort. ¿Por qué? Porque un OKR está pensado como un objetivo que en principio es inalcanzable. Por eso el equipo tendrá que esforzarse para ver hasta dónde puede llegar; seguramente logre más de lo que creía posible. Esto ayuda a priorizar el trabajo y a aprender tanto del éxito como del fracaso.

Otra razón es que son una excelente herramienta para comunicar a tu equipo cuáles son tus expectativas para ellos. Establecen en términos exactos cuáles son tus prioridades para el equipo y lo que esperas que logren.

También son una excelente herramienta para reducir la tentación de la microgestión y erradicar las reuniones redundantes. Permiten transmitir las prioridades y se deja que se trabajen en ellas.

Los OKR son ideales para identificar las áreas en las que tu empresa quiere mejorar.

A diferencia de los KPI, que se utilizan para evaluar la salud subyacente de la empresa, el establecimiento de OKRs es ideal para abordar áreas problemáticas.

Debido a que los KPIs se centran más en la estrategia general, son menos ideales para establecer objetivos para los principales cambios que esperas abordar. Adoptar un nuevo KPI o cambiar uno existente tiene un elemento de cambio inherente, pero no establece, de la misma manera que un OKR, lo que específicamente se espera hacer de manera diferente.

Cuándo utilizar los OKRs

Los OKRs pueden establecerse en diferentes momentos, dependiendo de la situación en la que se encuentre tu empresa.

No debería haber nunca un momento en el que no estés utilizando KPIs para medir la salud de tu negocio. Sin embargo, hay momentos en los que los OKR serán especialmente útiles. He aquí algunas ocasiones en las que un OKR podría ser una herramienta ideal para utilizar.

Cambios estratégicos

Tus KPIs siempre deben seguir el ritmo de los objetivos estratégicos subyacentes de tu empresa. Si estás lanzando una nueva línea de productos, embarcándote en una importante adquisición o diversificando en nuevas áreas de negocio, querrás asegurarte de cambiar y actualizar tus KPIs para reflejar estos cambios.

Pero también tendrás que especificar cómo vas a conseguirlos. A un nivel más táctico, ¿cuáles son los objetivos y resultados clave que te permitirán seguir los cambios estratégicos subyacentes?

No se cumples las expectativas

Supongamos que uno de tus indicadores clave de rendimiento es un índice de satisfacción del cliente del 90%. La mayor parte del tiempo has conseguido alcanzar este objetivo, pero un trimestre descubres que el índice está muy por debajo de las expectativas.

Este sería un buen momento para establecer uno o dos OKRs para abordar la situación. El primer objetivo sería probablemente averiguar por qué el índice de satisfacción de los clientes está cayendo, con un posible resultado clave: una auditoría completa de la experiencia del cliente. ¿El segundo objetivo? Abordar la situación. En este caso, un resultado clave podría ser la introducción de un nuevo programa de satisfacción del cliente o el reciclaje de los empleados que tratan con los clientes de forma habitual.

Con estos OKRs, ahora tienes un plan concreto para tratar el rendimiento inferior de tu empresa con respecto a tu KPI.

 


Feed en redes sociales

La importancia de tener un feed bien cuidado en redes sociales

En otro post explicábamos que promocionar tu marca en las redes sociales resulta muy efectivo siempre y cuando sepas hacerlo. Eso quiere decir que abrir cuentas en Facebook, Instagram o Twitter para después abandonarlas o descuidarlas no te va a llevar muy lejos. Es necesario diseñar una estrategia para tus campañas en redes sociales, y debe girar en torno al contenido: ¿Qué les vas a ofrecer a tus visitantes? ¿Encontrarán tu feed útil, atractivo, irresistible?

Esa es la idea central del marketing de contenidosqué les gusta a nuestros potenciales clientes, qué problemas y dudas tienen y qué información suele interesarles. La labor de concretar su perfil y sus preferencias es común a cualquier estrategia de marketing digital, y lo mismo ocurre con la definición de objetivos y la investigación de la competencia. Pero en este post nos vamos a ocupar de algo más específico; algo que toca hacer cuando ese trabajo previo ya se ha realizado. ¿Cómo, cuándo y con qué debemos alimentar nuestros perfiles en las redes sociales?

¿Cómo consigo contenido que funcione en mis redes sociales? 

Tu estrategia de marketing de contenidos, lo repetimos, ha de centrarse en tu público. Ayúdale, entretenle, ofrécele material informativo y sugerente, y limita las publicaciones promocionales de forma que nunca superen el 20 % del total. Reacciona a las intervenciones de los usuarios, resuelve sus dudas y responde siempre a sus preguntas. Lo contrario dará la sensación de que nadie se ocupa de tu perfil y desanimará rápidamente a quienes lo sigan.

Piensa SIEMPRE en tus clientes potenciales: qué les atrae, qué les interesa y cómo puedes ayudarles

Trata de ser original. No, no resulta fácil y la competencia es mucha, pero esfuérzate por dar un enfoque novedoso a los temas y, de vez en cuando, explora terrenos menos usuales que puedan interesar a una parte de tu audiencia.

Crea un calendario de contenidos para actualizar regularmente tu feed y aprovechar los momentos en que las publicaciones puedan causar mayor impacto. No solo es importante el qué; también lo es el cuándo.

Aprovecha las infinitas posibilidades del contenido visual

Las imágenes lo son casi todo en las redes sociales. Es verdad que en Facebook o Twitter los usuarios también reaccionan a los textos y tienden a interactuar con ellos, pero la poderosa Instagram está tiranizada por el material visual. El engagement que puedes obtener con este contenido es muy alto si aprovechas bien su potencial, y eso pasa, entre otras cosas, por hacer buen uso de las diferentes opciones:

Las fotografías generan en las redes una atención mucho mayor que el texto. Suelen ser muy compartidas y ayudan a posicionar tu marca en los buscadores.

Los vídeos son otro material que les gusta compartir a los usuarios, pero debes utilizarlos con cuidado: asegúrate de que responden a los intereses de tu audiencia y recuerda que es más fácil su difusión si no sobrepasan el minuto y medio.

No descartes los GIF y los memes. Resultan muy populares en los social media y, en ocasiones, pueden darte un gran resultado con relativamente poco esfuerzo.

Las infografías, por su parte, son un contenido informativo con mucho más impacto que su equivalente en texto. Una infografía bien elaborada te permitirá compartir datos y estadísticas relevantes en forma de gráficos y obtener una atención y difusión claramente superiores a las de formatos más clásicos.

¡Esfuérzate! Busca nuevas formas de enfocar los temas, publica regularmente y no dejes de atender ninguna consulta

Así deben ser las imágenes de tu feed en los social media 

El feed es el contenido que cualquier persona ve en nuestro perfil nada más entrar en él: las imágenes, los vídeos, el texto y la impresión estética. Naturalmente, en las redes sociales no puedes contar con la paciencia de tus visitantes: si les gusta lo que ven, se quedarán, y si no, se irán volando con un clic. Es la primera razón por la que debemos tener un feed cuidado, y, en particular, unas imágenes de producto cuidadas.

Las fotografías de producto muestran lo que vendemos, transmiten información y generan una gran cantidad de sutiles reacciones en la persona que las observa. Y, si bien es cierto que algunos productos resultan más fotogénicos que otros, todas las marcas pueden generar contenido visual. ¿De qué tipo de imágenes hablamos? Pues depende de lo que pretendas comunicar con ellas:

Las fotografías con atrezzo, o elementos decorativos, añaden encanto a la composición y pueden hacer destacar nuestra imagen entre otras más anodinas.

Un planteamiento minimal, sin embargo, juega con la idea contraria. Se enfoca en el producto como único protagonista y lo sitúa sobre un fondo neutro para lograr una estética propia de los catálogos profesionales.

Las fotografías de producto son vitales y deben tener calidad profesional. Si tu marca pertenece a un sector muy visual, cuida y personaliza su feed en Instagram

Otra opción básica es la imagen de estilo de vida. Aquí ya no se trata de mostrar exclusivamente el producto, sino de situarlo en contexto, en la vida de quienes disponen de él, de forma que active la imaginación de los posibles compradores.

Interesantes son también las fotografías de detalle, muy apreciadas en cierto tipo de artículos, y las de proceso, con las que se da una idea del trabajo profesional que existe tras cada producto.

La calidad de nuestra fotografía de producto para redes sociales es esencial. De ella va a depender buena parte de nuestro éxito, y su práctica totalidad si hablamos de Instagram.

Instagram: el reino de la imagen

Instagram es un verdadero paraíso en cuestión de imágenes para marcas, pero la competencia es feroz. La creatividad y los recursos de la fotografía profesional se encuentran aquí en su salsa, así que debemos mimar nuestro feed para atraer al visitante en cuanto asome.

Podemos elegir la forma en que queremos impactar estéticamente: con un grid (la presentación visual de los cuadros en miniatura) organizado en líneas verticales u horizontales, imitando el aspecto de un tablero de ajedrez, compuesto según gamas de colores, o incluso en formato puzzle. Se trata de opciones que requieren cierto trabajo y que pueden resultar rentables y valiosas en determinados sectores (por ejemplo, si te dedicas a la moda o al campo audiovisual).

En cualquier caso, y como en toda estrategia de gestión de redes sociales, será necesario hacer algunas pruebas, medir el efecto de tus imágenes para redes sociales y evaluar la respuesta del público para dar con la dirección más acertada. No olvides que ahora mismo hay un montón de potenciales seguidores esperando tus contenidos…


Cómo acercar tu marca al target que buscas

Cómo acercar tu marca al target que buscas

Cualquier persona familiarizada con el marketing sabe que definir un target y dirigir nuestras campañas en la dirección correcta resulta simplemente indispensable. El target es la diana, y cada una de nuestras acciones de promoción digital es una flecha. Si no sabemos dónde está el blanco, unos tiros irán al cielo, otros a la pared y otros a los árboles. Difícilmente acertaremos alguno, y como consecuencia habremos desperdiciado todas o casi todas nuestras oportunidades.

En Internet hay millones y millones de personas. Lo que tú ofreces no les interesa a todas, ni a la mayor parte, sino, probablemente, a una mínima fracción de la masa. A ese grupo de personas que pueden desear lo que tú vendes le llamamos target. Y a ellas debes dirigirte.

Imagina a tus clientes con pelos y señales

Definir el target de tu negocio requiere un trabajo serio. Necesitas hacer un retrato robot de tu cliente ideal respondiendo a unas cuantas preguntas: cuál es su sexo, su edad aproximada, su nivel económico, su lugar de residencia, sus estudios, su situación familiar… Y también has de tener en cuenta detalles más concretos, como su grado de conocimiento del producto o servicio que ofrece tu marca: ¿Te diriges a personas que ya saben del tema o a un público que lo desconoce casi por completo?

Cuanto más específico sea el perfil de nuestro comprador ideal, menos probabilidades tendremos de fallar el tiro. Dicho de otro modo: el primer paso para encontrar algo es conocer exactamente qué aspecto tiene.

Otra ayuda esencial para llegar a tu target es estudiar las palabras clave que esas personas están empleando en sus búsquedas. No te limites a las más cercanas a tu producto; también te resultarán útiles las keywords que tienen una relación menos evidente.

¿Dónde están? ¿Cómo los busco?

Si ya has definido el target de tu marca, es hora de ir de pesca. Ya sabemos qué clase de pez buscamos, pero también necesitamos saber dónde y cómo encontrarlo. Y las redes sociales nos proporcionan una ayuda incomparable: una verdadera montaña de datos de usuarios que podemos y debemos utilizar para segmentar a nuestro público objetivo.

Conviene recordar, en cualquier caso, que nuestra actividad de promoción online funcionará mucho mejor si adoptamos la filosofía del inbound marketing. Es decir, que se trata menos de ir a agarrar al cliente por el cuello (como hacía la publicidad tradicional), y más de preparar el camino para que, si le interesa lo que hacemos, llegue a nosotros por sus propios medios.

Tendremos, entonces, que dejarnos ver en los lugares adecuados, etiquetar correctamente nuestros contenidos y manejar cuidadosamente los recursos de los que disponemos. Veamos algunas de las claves para lograrlo.

En algún lugar de Instagram…

Probablemente ya sabes que Instagram es una plataforma social con un público joven. Y es también el reino de la imagen, así que esas características han de definir el lenguaje que vayas a utilizar para captar a tus clientes potenciales. Por otro lado, es importante que muestres en el perfil la ubicación y los datos de tu empresa para que los posibles interesados no tengan que buscarlos.

Haz un seguimiento estricto de tus hashtags, y aprovéchalos en las publicaciones para atraer a quienes realicen búsquedas sobre tu sector. Recuerda que ser demasiado genérico no te servirá para mucho, así que debes buscar la concreción y la variedad, manteniendo criterios uniformes a la hora de etiquetar el contenido. Tampoco emplees lenguaje muy técnico si el público al que te diriges no lo suele manejar.

A los usuarios de Instagram les encanta compartir sus fotos, y puedes sacar partido de esa tendencia creando algún juego o concurso relacionado con tu producto o servicio.

Por supuesto, debes cuidar hasta el extremo la estética y buscar algún rasgo visual distintivo: cuando un usuario de esta red realiza una búsqueda temática, casi siempre hace clic en el contenido que más le atrae visualmente. En ese escaso segundo puedes ganar un visitante interesado en tu producto.

Y ahora que has conseguido visitantes, ¡no los pierdas! Mímalos, respóndeles siempre y evita las contestaciones lacónicas o rutinarias. No olvides que a las redes sociales se entra para pasarlo bien y que en ellas hay que dosificar el tono comercial.

Facebook y sus mil recursos

Facebook Ads te permite segmentar tus campañas hasta el infinito, o casi. Puedes seleccionar a los destinatarios de tus acciones según edad, sexo, intereses o localización, y concretar al detalle la dirección de tus mensajes. Pero no olvides que el lenguaje y el contenido que emplees deben encajar como un guante en esos perfiles a los que te diriges: si a las personas de sesenta años les hablas como a adolescentes aficionados al skate, las cosas no van a funcionar.

La red social te ofrece sofisticadas opciones para personalizar a tu público con archivos de clientes, llevar a cabo un remarketing efectivo o dirigir acciones específicas a los usuarios que han interactuado con algún contenido. Se trata de recursos que, bien utilizados, pueden rentabilizar al máximo tus campañas y captar todo el tráfico cualificado posible.

Para completar el cuadro, Facebook te ayuda a buscar un público similar (Lookalike Audience) al que ya tienes, aumentando tu audiencia con personas que quizá puedan convertirse en compradores.

Influencers: difusión y confianza

Te decíamos antes que tu marca debe estar allí donde suelen ir tus posibles clientes. Y los influencers tienen mucho que decir en eso. Porque, al fin y al cabo, se trata de personas con peso y credibilidad en un sector concreto, ya sea el de la moda, la cocina o los pianos.

La visibilidad que un influencer bien escogido puede dar a tu marca es notable, como lo es la confianza que puede generar en ella. A través de esa persona, llegarás a tu target de una forma más natural y la posición de tu negocio en el mercado ganará en solidez.

Recuerda: el marketing que funciona ya no es intrusivo ni molesto. No debes ir a llamar a un montón de puertas, sino abrir la tuya y ponérselo muy fácil a quienes necesiten aquello que tú ofreces. Así de sencillo y así de complicado.


Errores en campañas de publicidad

3 razones por las que tus anuncios de Google no funcionan (y cómo solucionarlo)

A menudo acudimos a Google para encontrar la solución a un problema o la respuesta a una pregunta y, aunque estemos realizando una consulta, muchas veces el primer resultado es un anuncio de pago.

Esto es debido a que muchas empresas utilizan los anuncios de Google para atraer más tráfico y llevar más visitantes a sus sitios web.

Si por ejemplo realizamos la búsqueda de la palabra clave "hotel" los primeros resultados de búsqueda son anuncios de Hotels.com y Booking.com. Estos sitios permiten a los visitantes encontrar un lugar donde alojarse en sus próximas vacaciones.

Estos anuncios pueden ser eficaces para generar conversiones. De hecho, los visitantes que hacen clic en los anuncios tienen un 50% más de probabilidades de realizar una compra. Además, los anuncios online pueden aumentar el conocimiento de la marca en un 80%.

Si he lanzado un anuncio, es posible que sea escéptico cuando no obtenga buenos resultados. Sin embargo, los vendedores experimentados sabrán que se necesita algo más que un anuncio para conseguir que los usuarios visiten un sitio web. Se necesitan las palabras clave, el texto y la estrategia adecuados para crear anuncios de Google de alta conversión.

Ahora bien, ¿por qué no funcionan sus anuncios de Google? En este artículo, abordaremos los errores más comunes que puedes estar cometiendo y cómo puedes solucionarlo.

Error #1: Utilizar un mal match de palabras clave

Muchos profesionales del marketing se centran en las palabras clave para generar conversiones, pero es posible que estén configurando un tipo de match de palabras clave equivocadas.

Para empezar, un tipo de match te permite elegir el tipo de búsquedas que activarán tu anuncio.

Existen tres opciones principales de match de palabras clave:

  • Match amplio
  • Match de frase
  • Match exacto

Comprender los tipos de match de palabras clave a los que dirigirse permite que tus anuncios lleguen a los clientes potenciales con mayor probabilidad de conversión. Esto es lo que debes saber sobre estas tres opciones de match:

Match amplio

Un match amplio es la opción de concordancia por defecto para todas las palabras clave. Un anuncio puede aparecer en búsquedas con sinónimos, búsquedas relacionadas, errores ortográficos y otras variaciones. Por lo tanto, si tu objetivo es la palabra clave "hotel Los Ángeles", alguien que busque una palabra clave mal escrita como "hotel Nueva York" o una palabra clave relacionada como "hotel Manhattan" verá tu anuncio.

Un match de palabra clave amplia significa que tu anuncio aparece independientemente de la intención del usuario. El usuario puede no estar interesado en comprar un producto. Si realiza una búsqueda relacionada similar a su palabra clave, entonces podría ver tu anuncio.

Las palabras clave de concordancia amplia son ideales para aquellos que quieren dar a conocer el producto. Search Engine Land informa de que las cuentas que invierten en palabras clave de concordancia amplia obtienen el doble de conversiones que las palabras clave de cola larga. Además, más del 85% de las conversiones de cola larga proceden de palabras clave de concordancia amplia.

Match de frase

El match de frase permite que los anuncios se muestren en las búsquedas que contienen el orden exacto de la frase o variaciones cercanas de la misma. Las palabras clave sólo aparecen si los usuarios escriben el orden exacto de la frase.

Si se realiza una búsqueda con la frase "los mejores restaurantes de nyc", el anuncio no aparecerá si se escribe "mejores restaurantes nyc" o "nyc mejores restaurantes".

Sin embargo, puede aparecer si hay palabras adicionales antes o después de la frase. Así, el anuncio aparecerá para una búsqueda como "mejores restaurantes de nyc 2020", "mejores restaurantes de nyc con vistas" o "mejores restaurantes de nyc para niños".

Normalmente se designa con comillas como "mejores restaurantes en nyc" en Google Adwords.

Palabras clave de coincidencia exacta

Las palabras clave de coincidencia exacta permiten que los anuncios se muestren en las búsquedas con el término exacto o con variantes cercanas del término exacto. Las variantes cercanas incluyen búsquedas que tienen el mismo significado con las palabras clave exactas.

Un anuncio de "los mejores restaurantes de Nueva York" sólo se mostrará en las búsquedas con estas palabras clave exactas.

A diferencia de las palabras clave con concordancia de frase, los anuncios no aparecerán en búsquedas como "mejores restaurantes de nyc 2020" o "mejores restaurantes de nyc con vistas".

Para asignar un match de palabra clave exacta, escriba la palabra clave con los corchetes [mejores restaurantes de nyc].

Error #2: No lanzar anuncios con un texto de alta conversión

No se consiguen más conversiones con un copy al azar. En su lugar, crea un texto de alta conversión que se ajuste a las directrices de Google y atraiga la atención de tu público.

Anatomía de un anuncio de Google

Para crear un anuncio que convierta, debes comprender los principales componentes de un anuncio.

A continuación, te ofrecemos una lista de las principales partes que debes conocer:

  • Titular. Google permite hasta 3 titulares de hasta 30 caracteres cada uno. Estos se conocen como Titular 1, Titular 2 y Titular 3.
  • Descripción. Google permite hasta dos descripciones con un máximo de 90 caracteres cada una. Se denominan Descripción 1 y Descripción 2.
  • URL de visualización. Se compone de la URL principal del sitio web, la ruta 1 y la ruta 2. Google permite que cada ruta tenga 15 caracteres.
  • Extensiones de enlaces del sitio. Lleva a los visitantes a páginas concretas de su sitio web. Hay un límite de 15 caracteres por sitelink. El sitio debe tener un mínimo de cuatro sitelinks para que se pueda mostrar.
  • Descripción del sitelink. La descripción de la página que aparece en la extensión del sitelink. Tiene un límite de 35 caracteres.
  • Extensión de la llamada. Información adicional que se puede añadir al anuncio de Google para que destaque.
  • Fragmentos. Descripción breve que proporciona una vista previa de sus productos y servicios.

Consejos para escribir mejores anuncios

Comprender los principales componentes de un anuncio te permite lanzar anuncios de pago que valgan la pena.

Consejo nº 1: Colocar palabras clave en el texto del anuncio
Coloque palabras clave relevantes que coincidan con la consulta del buscador.

Al fin y al cabo, evaluamos los resultados de búsqueda de Google comprobando si la descripción refleja las palabras clave que hemos utilizado. De este modo, sabemos que estamos en el sitio web correcto.

Cuando añadas palabras clave, evita rellenarlas en el texto. La descripción general debe ser convincente para el lector, de modo que se vea obligado a hacer clic en su anuncio.

Consejo nº 2: Añade un CTA convincente

El objetivo principal de un anuncio de Google es obligar a los usuarios a actuar. Algunos anuncios promueven una prueba gratuita. Otros pretenden vender productos mostrando sus precios rebajados. Independientemente de la finalidad de tu anuncio, es importante añadir frases accionables que muestren su propósito.

Consejo nº 3: Probar enfoques psicológicosAprovecha los enfoques publicitarios psicológicos que resuenen con su público.

Aquí hay algunos tipos principales a considerar:

  • Características. Muestra los aspectos beneficiosos de tu producto o servicio. (Ejemplo: diseño web premiado)
  • Beneficios. Destaca las ventajas de utilizar tu producto o servicio. (Ejemplo: asistencia al cliente 24 horas al día, 7 días a la semana)
  • Solución. Describe cómo su producto o servicio puede resolver un problema o cuestión. (Ejemplo: Pruebe nuestro creador de sitios web)
  • Problema. Describe el problema que sus clientes potenciales quieren superar. (Ejemplo: ¿Cansado de sitios web aburridos?)
  • Es importante experimentar con diferentes enfoques psicológicos para averiguar qué es lo que mejor funciona para su negocio.

Error #3: No apostar por el nombre de la marca o las palabras clave

Apostar por el nombre de su marca o por palabras clave.

Las palabras clave del nombre de la marca incluyen:

El nombre y la URL de su empresa

Los nombres de sus productos

Estar en la primera página de los resultados de búsqueda de su marca es crucial para tu negocio.

Esto se debe a que el 90% de los usuarios no pasan de la primera página de los resultados de búsqueda de Google. Además, el 89% de los usuarios son más propensos a visitar tu sitio web si está en la primera página de los resultados de búsqueda.

Si el sitio web de Amazon no apareciera en la primera página de resultados, ¿llegarías a su tienda online? Seguramente no.

Además, un anuncio de tu marca te permite obtener más espacio en la primera página de resultados de búsqueda de tu marca.

Por ejemplo, Rolex domina los resultados de búsqueda de su negocio colocando dos anuncios para su sitio web y su tienda oficial.

Apostar por tu nombre de marca le permite proteger su negocio de los competidores que quieren frenar el tráfico de su sitio web. Un competidor podría pujar por el nombre de su producto para redirigir el tráfico hacia un producto similar que posea.

Por ejemplo, si se escribe la palabra "Hubspot", se llega a su anuncio seguido de otro de Active Campaign.

Imagina que Hubspot no fuera el mejor postor para su nombre de marca. La primera página de los resultados de búsqueda sería para su competidor Active Campaign.

Conclusión

Esperamos que estos consejos te ayuden a entender qué estás haciendo mal y cómo puedes solucionarlo. Si sigues estos consejos, podrá crear anuncios de Google de alta conversión que generen resultados. Cuando ponga tus métricas de Google Ads en un panel de control podrás hacer un seguimiento fácil de cómo impulsar las conversiones, generar tráfico y mejorar el rendimiento de la web.


Cómo triunfar con tu newsletter

5 maneras de crear una newsletter y hacer crecer tu audiencia

Si eres suscriptor habitual de newsletters te habrás dado cuenta del crecimiento a gran escala que experimentan algunas de ellas. ¿Te has preguntado alguna vez cómo han hecho crecer su audiencia?

Nosotros sí. Con el fin de entender mejor cómo estas empresas han hecho crecer sus audiencias tan rápido, hemos analizado varios métodos que emplean las newsletter líderes para crear esta guía de 5 pasos sobre cómo hacer crecer tu propia newsletter.

Si estás aquí para leer sobre tecnicismos e información superficial sobre la creación de la newsletter y hacerla funcionar mágicamente, puede que estés perdiendo el tiempo. Pero, si quieres aprender sobre (lo que creemos que son) los pasos cruciales para ganar suscriptores.

Empecemos.

1. Decide si eres un experto que comparte su experiencia o alguien que comparte su viaje personal

Los suscriptores de las newsletters son personas que buscan conectar contigo y para ello es importante que reciban un tono común en todo el contenido que aportará credibilidad a nuestras publicaciones.

Antes de escribir, piensa en el público que quieres tener en tu lista de suscriptores.

¿Qué les gusta, qué les interesa y cómo puedes relacionarte con ellos? Y lo que es más importante, ¿qué problema que tienen puede ser resuelto por tu contenido y por ti personalmente?

Cómo hacerlo:

Humaniza tu avatar

Si no te sientes del todo cómodo exponiéndote, crea tu avatar, asigna el tono de voz y la personalidad. Puedes ser una persona descarada y directa que siempre tiene prisa, o puedes ser una persona despreocupada e informativa. La clave está en ser auténtico con el personaje o la personalidad que decidas proyectar.

Codie Sánchez, una creadora de newsletters de éxito, asignó una personalidad a su avatar cuando inició su primera newsletter. Este avatar era un gran bebedor de café sin paciencia para las tonterías. Fue un movimiento brillante y, al parecer, más de 100.000 personas se identificaron con este personaje.

Personaliza tu firma

Incluso las grandes empresas están personalizando sus newsletters. Algunas utilizan firmas para enviar mensajes personales y otras crean newsletters personalizadas para conectar mejor con los suscriptores. Estas newsletters están escritas por creadores de contenido que no se privan de escribir sobre sus viajes personales, problemas y éxitos.

IMPACT es una empresa de tecnologías de crecimiento, pero su redactora de newsletters, Kathleen Booth, y su gestora de contenidos, Liz Moorehead, hicieron crecer en 70.000 su lista de suscriptores en sólo unos meses compartiendo historias personales en su newsletter.

Las newsletters que ofrecen experiencias de primera mano y contenido educativo siempre tendrán mejores resultados a largo plazo en comparación con las que contienen mensajes básicos e impersonales.

2. Aprovecha las audiencias de otros para construir la tuya

Las empresas con muchos seguidores suelen asociarse con sus pares. Un buen punto de partida es asociarse con otras empresas de tu nivel o de un sector similar.

Cómo hacerlo:

Ofrece colaboración y pide apoyo

El objetivo de todo empresario es el crecimiento. Al incluir tus historias en tu newsletter, no tendrás que romperte la cabeza tratando de pensar en un contenido interesante.

Los empresarios mencionados en tu newsletter compartirán tu contenido e invitarán a su público a suscribirse a su newsletter.

Esto es un camino de ida y vuelta. Comparte tu viaje con otros propietarios de newsletters y presenta tu contenido a su audiencia y, de manera recíproca, comparte su viaje con tus suscriptores e invita a tu audiencia a suscribirse a sus newsletters.

Promociona tu newsletter en podcasts y menciona a otras empresas

Los podcasts son un medio que se extiende rápidamente, una oportunidad perfecta para dar a conocer la marca y permitir que nuevas audiencias se conecten con los participantes.

Conecta con creadores de podcasts e invita a otros autores de newsletters a unirse a ellos.

3. Sé obvio y mézclate

Piensa en la cultura de los influencers. Los YouTubers están constantemente invitando a la gente a pulsar el botón de suscripción en sus contenidos. A algunos les parecerá prepotente, pero este método funciona ya que muchos influencers cuentan sus suscriptores por millones. Cómo hacerlo:

Envía tu newsletter a los contactos de tu lista personal de correo electrónico

En primer lugar, céntrate en tus amigos, familiares y conocidos. Este es su público de prueba ideal. En primer lugar, recibirás comentarios, y en segundo lugar, es una gran práctica para salir de tu zona de confort y pedir realmente a la gente que te apoye compartiendo tu contenido y suscribiéndose.

Tu audiencia se sentirá más cómoda haciendo clic en el botón de suscripción si obviamente les pides que lo hagan.

Inserta pop-ups

Algunas técnicas de marketing son tan brillantes que ni siquiera se notan.

Una simple compra en el supermercado puede servir de inspiración para su estrategia de marketing. ¿Se ha dado cuenta de que se ofrecen determinados productos en la caja registradora?

Imagínese que una persona le interrumpe la compra ofreciéndole desodorante mientras está recogiendo la fruta. En la mayoría de los casos, esto sería una molestia interrumpida y sin sentido.

Lo mismo debe ocurrir con el uso de pop ups. Un formulario emergente debe ser lo más sencillo posible, pero lo más importante que debemos tener en cuenta es el timing. En lugar de las molestas ventanas emergentes en medio de la lectura, las ventanas emergentes con intención de salida son llamadas a la acción después de que la persona haya tenido la oportunidad de navegar por su newsletter y conectar con su historia.

El momento lo es todo. Estadísticamente, la ventana emergente con intención de salida tiene una tasa de éxito de alrededor del 50% en los clics del botón de suscripción.

Acércate a influencers para promoción cruzada

Como ya hemos comentado antes las colaboraciones son clave para crecer. Si tenemos claro a qué público nos queremos acercar podemos buscar colaboraciones con blogueros o influencers de Instagram, Twitter y YouTube que están llegando al target que tenemos en mente y que no hemos conseguido atraer a nuestro contenido por el momento. Piensa en el potencial de crecimiento mutuo y acércate a ellos con tus ideas.

4. Ofrece regalos y webinars gratuitos

A la gente le encantan los regalos. Ofrecer regalos, seminarios web y otros obsequios promocionales es una gran manera de hacer crecer su audiencia.

Cómo hacerlo:

Haz pequeñas inversiones

A medida que su lista de suscriptores crece, es el momento de realizar pequeñas inversiones que pueden dar grandes resultados. Para recompensar a sus suscriptores y hacer crecer continuamente su número de seguidores, ofrezca regalos sencillos como pegatinas, artículos impresos o descuentos.

Si no eres un diseñador experto, contrata a un diseñador freelance en plataformas como 99 designs, Fiverr o Upwork.Una vez que tengas el diseño listo, puedes negociar con las empresas de impresión el precio y, una vez más, ofrecer una promoción cruzada. La impresión a gran escala es muy asequible.

Organiza un seminario web para conectar con tu público

Al principio, los seminarios web deben ser de carácter general, pero más adelante puede ser un evento exclusivo para tus suscriptores. La sección de preguntas y respuestas durante un seminario web es la mejor manera de conectar con los suscriptores y entender mejor lo que les gusta leer en su newsletter.

5. Utiliza la automatización avanzada

Busque un servicio de marketing por correo electrónico que cuente con una automatización avanzada para newsletters de noticias y, preferiblemente, que incluya herramientas de marketing adicionales, como un software para seminarios web.

La automatización avanzada debe ayudarte a que tu número de suscriptores aumente con regularidad.

Los mensajes de bienvenida automatizados y los mensajes de seguimiento basados en las acciones de tus suscriptores eliminarán la microgestión que consume tiempo y te darán más tiempo para centrarse en su contenido.

En este punto, su tiempo debería dividirse al 50% entre la creación de contenidos y el marketing.

Las plataformas de marketing por correo electrónico bien integradas deberían quitarte el peso de encima y apoyar tus estrategias de marketing en todos los medios.

Además, considera la posibilidad de automatizar tus informes y análisis de correo electrónico con un panel de control o un informe específico. Un informe dedicado al correo electrónico, por ejemplo, puede automatizar el proceso de seguimiento de las métricas clave, incluyendo el crecimiento de la audiencia y las métricas de compromiso.

Resumen: Cómo hacer crecer tu newsletter

Crear una newsletter es una gran manera de hacer crecer tu audiencia y conectar con un mercado específico. Ya sea para construir tu marca personal o para promocionar tu agencia, hacer crecer una newsletter lleva tiempo, así que ten en cuenta que la consistencia es la clave del éxito. Cuando empieces a poner en marcha la news, no te olvides de automatizar los informes de marketing por correo electrónico para poder centrarte en la creación de un gran contenido y en la construcción de tu audiencia.


Las métricas del marketing en redes sociales

Las métricas clave del marketing en redes sociales

Las redes sociales se han convertido en una parte esencial del marketing de muchas empresas en la última década.

Con una cifra estimada de 4.140 millones de usuarios activos en las redes sociales en todo el mundo, invertir en marketing en redes sociales tiene sentido para la mayoría de las empresas. Sin embargo, lo que no siempre está claro es cómo hacer un seguimiento exacto del ROI de sus esfuerzos de marketing en redes sociales.

Si no se hace un seguimiento de las métricas y los indicadores clave de rendimiento adecuados, también puede resultar difícil demostrar claramente el valor de tus acciones.

Evalúa el estado actual de tus canales de redes sociales

Evalúa tu proceso actual de medición del rendimiento de las redes sociales. Este proceso es lo que cimienta el trabajo y servirá de base para el futuro.

Al evaluar tu proceso descubrirás naturalmente datos sobre tu rendimiento actual. Si todavía no tienes un proceso establecido, estas preguntas iniciales pueden ayudarte a crear uno:

  • ¿Qué parámetros de las redes sociales solemos medir?
  • ¿Quién las mide?
  • ¿Cuándo las medimos?
  • ¿Informamos de nuestras mediciones a otros?
  • Cuando recopilamos las métricas de los medios sociales, ¿actuamos sobre ellas?

Sin un proceso establecido y sin un conocimiento inicial de los datos es imposible saber de dónde se viene y, por tanto, saber hacia dónde se va.

Esta es tu oportunidad de mirar muchas métricas diferentes. Ten en cuenta el número de tus seguidores, la tasa de cambio en el aumento de seguidores, cuántas veces publicas y cuándo, las interacciones que obtienes en tus publicaciones, etc. En este primer paso, no debes pasar por alto nada importante. Toma nota de lo básico y no te compliques demasiado en lo que estás midiendo.

Impresiones y alcance del perfil

Utiliza los datos para identificar tus objetivos en las redes sociales

Aquí es donde los datos se convierten en el núcleo que tu equipo de redes sociales necesitará para averiguar dónde tiene sentido trabajar más. En este punto, ya conoces tu proceso de redes sociales y puedes responder a preguntas básicas como:

  • ¿Cuántos seguidores solemos tener al mes?
  • ¿Con qué frecuencia publicamos cada semana?
  • ¿Cuántas interacciones suelen tener nuestras publicaciones y de qué tipo?

Imaginemos que tu marca es muy activa en Facebook. Si publicas todos los días de la semana y ves un aumento constante de fans en Facebook, pero no obtienes muchas reacciones a tu contenido, establecer un aumento de las interacciones como objetivo (en lugar de publicar con más frecuencia) sería un objetivo inteligente.

O imaginemos que quieres mejorar tu canal de Instagram. Puede que consigas grandes interacciones de tus seguidores de forma constante, pero tu número de seguidores se mueve a paso de tortuga. Tu objetivo para el futuro podría ser entonces ajustar tu estrategia de Instagram para llegar a más gente.

Vamos a ver cómo hacer un seguimiento del ROI de tu marketing en redes sociales identificando las métricas más importantes.

Métricas de notoriedad

Las métricas de notoriedad no necesariamente te darán un ROI monetario exacto de su marketing en redes sociales, aunque pueden proporcionar una indicación de que tus esfuerzos van en la dirección correcta y el tamaño de tu audiencia está creciendo con el tiempo.

Alcance

El alcance se refiere al número total de personas que han visto una publicación individual desde su lanzamiento. Con esta métrica puedes obtener información como:

  • Alcance total
  • Alcance orgánico y alcance de pago
  • Edad y género
  • Principales países, ciudades e idiomas

Tasa de crecimiento de seguidores

Aunque los seguidores pueden parecer una métrica de vanidad, tu tasa de crecimiento de seguidores indica que estás llegando a una mayor audiencia con el tiempo. La tasa de crecimiento de seguidores se calcula dividiendo los nuevos seguidores netos durante un periodo determinado entre la audiencia total.

Métricas de consideración

También denominadas como engagement, las métricas de consideración te permiten determinar si el contenido que estás creando está teniendo repercusión en la audiencia y que un determinado porcentaje de personas está avanzando por el embudo de ventas.

Compromiso de la audiencia

El compromiso de la audiencia puede significar diferentes cosas dependiendo de la plataforma, aunque normalmente incluye acciones como "me gusta", "comentarios" y "compartir". En YouTube, por ejemplo, puedes ver métricas de compromiso que incluye estadísticas individuales y gráficos basados en el tiempo.

Compromiso por seguidor

El seguimiento de la participación a lo largo del tiempo es importante, pero la participación por seguidor es quizás más importante. Los algoritmos de las redes sociales se han vuelto mucho más inteligentes en los últimos años y pueden detectar si tienes una baja tasa de participación, lo que puede resultar en un menor alcance de tus publicaciones. Es decir, si un gran porcentaje de tus seguidores está inactivo, podrían estar haciendo más daño que bien al ranking algorítmico de tu cuenta.

Tráfico a la web desde las redes sociales

Una de las mejores formas de medir la eficacia de tu marketing en redes sociales es hacer un seguimiento del tráfico del sitio web desde las redes sociales. La medición del tráfico de las redes sociales se puede realizar con la métrica del rendimiento por origen de Google Analytics en la que se detalla qué fuente y medio traen más usuarios a tu web.

Métricas de conversión

Las métricas de conversión le permiten medir el número de acciones deseadas que realizan los visitantes, incluyendo las conversiones, la tasa de conversión y el valor monetario real que provino del marketing en redes sociales.

Conversiones

Las conversiones son el modo en que Google Analytics realiza el seguimiento de una actividad completada que has definido como valiosa para el sitio web. Los objetivos pueden variar en función del sitio e incluyen cosas como la inscripción en una lista de correo electrónico, la cumplimentación de un formulario o la realización de una compra.

Tasa de conversión

La tasa de conversión se define como el número de conversiones dividido por el número total de visitantes. El seguimiento de la tasa de conversión de las redes sociales es fundamental para asegurarse de que las páginas de destino y el texto del sitio web son eficaces para convertir a los clientes potenciales en clientes.

Valor de los objetivos

Cuando se definen los objetivos en Google Analytics, también se puede asignar opcionalmente un valor monetario a su cumplimiento. No hay mejor manera de hacer un seguimiento del ROI de las redes sociales que tener un valor monetario específico asociado a cada objetivo. Con el fin de obtener tu ROI general desde el social media, simplemente puedes dividir este número por los costos de publicidad o de los empleados asociados con tu marketing en redes.

Retorno del gasto en publicidad (ROAS)

Si tienes un presupuesto de publicidad para tus publicaciones en redes sociales, también deberías hacer un seguimiento del retorno de la inversión publicitaria (ROAS). La mayoría de las plataformas de anuncios sociales tendrán esta métrica disponible en el gestor de anuncios. Por ejemplo, Facebook Ads tiene una métrica llamada ROAS de compra de sitios web, que se basa en el valor de todas las conversiones registradas por el píxel de Facebook que es atribuible a los anuncios:

Conclusión

Ya conoces el valor de aumentar la exposición de tu marca en las plataformas sociales. Sin embargo, la parte difícil es demostrar definitivamente el ROI de tus esfuerzos. El seguimiento del retorno de la inversión en las redes sociales es esencial para saber cómo está rindiendo tu inversión y si estás en el buen camino para cumplir con tus KPIs.

Hay métricas que pueden ayudar a demostrar el valor de tus acciones. Sin embargo, el seguimiento de estas métricas en cada plataforma individual es lento e ineficiente. Con un panel de control dedicado a las redes sociales, puedes extraer automáticamente cada una de estas métricas en tiempo real de varias plataformas.


Qué es un KPI

¿Qué es un KPI?

Un KPI (Key Performance Indicator) es un valor medible que demuestra la eficacia con la que se están logrando los objetivos clave. Demuestran la eficacia con la que una empresa está logrando los objetivos clave del negocio, y pueden abarcar distintos sectores, departamentos o tareas individuales. Los KPIs se evalúan durante un periodo de tiempo determinado y se comparan con las métricas de rendimiento anteriores.

¿Por qué son importantes los KPI?

Si no se establecen y controlan los indicadores clave de rendimiento adecuados, las empresas no sabrán cuál es su rendimiento, aunque piensen que están teniendo éxito, pero ¿qué tipo de éxito? ¿Y en comparación con qué? Puede que sepan qué métricas se pueden seguir, pero ¿cuáles deberían seguir? Con los KPI se pueden establecer objetivos apropiados, desarrollar estrategias para alcanzarlos y evaluar su progreso, y finalmente tener un registro histórico de su rendimiento empresarial.

Ejemplos de KPI

Si trabajas en la división de autopistas de una autoridad de transporte, un indicador de rendimiento clave podría ser hacer un seguimiento de la velocidad media de los conductores de julio a noviembre, ya que el año anterior se produjeron muchos accidentes durante ese periodo. En este caso, sería útil saber que de julio a noviembre el conductor medio circula a 60 km/h, es decir, 10 km/h más que el límite de velocidad indicado de 50 km/h, y 6 km/h más de lo que suele conducir durante todos los demás meses.

O digamos que eres un biólogo marino. Establecer la temperatura media del agua como indicador clave de rendimiento te permitiría observar las tendencias a lo largo del tiempo, como por ejemplo que la temperatura del agua en una región concreta está aumentando exponencialmente más rápido que la de todas las regiones circundantes.

Y, por último, digamos que eres el propietario de un bar local. Al establecer la media de consumiciones por cliente por visita (ppv) como indicador clave de rendimiento, puedes observar que el mes pasado obtuviste una media de 1,1 ppv (en comparación con la media del local de 1,4 ppv y la media del mes pasado de 1,3 ppv). En este sentido, el establecimiento de un KPI puede ayudar a abrir la puerta a preguntas sobre el rendimiento de tu negocio que, de otro modo, podrías haber pasado por alto.

El valor de los KPI en los objetivos empresariales

Los KPI son importantes para los objetivos empresariales porque mantienen los objetivos en la vanguardia de la toma de decisiones.

Es esencial que los objetivos empresariales estén bien comunicados en toda la organización, de modo que cuando las personas conocen y son responsables de sus propios KPI, se garantiza que los objetivos generales de la empresa sean prioritarios.

Los KPI también garantizan que el rendimiento no se mida a ciegas en busca del KPI, sino en relación con los objetivos empresariales más amplios. Esto significa que cada parte del trabajo se hace con intención y con el propósito correcto.

No todas las campañas o actualizaciones de productos alcanzan sus objetivos. Pero el seguimiento del rendimiento con respecto a esos objetivos, ya sea bueno o malo, crea un entorno de aprendizaje.

Con los KPI, los equipos son capaces de ver exactamente su rendimiento en cualquier momento. Ya no tienen que esperar al final de un trimestre o de un proyecto para tabular los resultados.

Cuando se hace un seguimiento de los KPI, especialmente cuando se hace en un panel de control de KPI en tiempo real, se puede preguntar qué, por qué, cómo y cuándo... y hacerlo en cualquier momento. Esto hace que aprender de los éxitos y los fracasos sea una actividad diaria (en lugar de semanal o mensual).

Otra razón por la que los KPI son importantes para el crecimiento personal se basa en la idea de aumentar la moral. Permitir a los empleados controlar su rendimiento y responder en el momento significa que es más probable que alcancen sus objetivos y que comprendan mejor cómo hacerlo en el futuro.

Esta sensación de mejora continua permite a las personas lograr mucho más de lo que podrían pensar, lo cual es esencial para la satisfacción en el lugar de trabajo y el crecimiento personal continuo.

Identificar los KPI como un acto de autoevaluación

En el mundo de la medición y la analítica, hay una tendencia a tratar de medir todo lo que es medible. Todos los datos de una empresa van a parar a un gran repositorio y tal vez se tenga la suerte de contar con un experto en datos que los tamice para encontrar su significado. Sin embargo, a un nivel fundamental y en relación con los KPI, este proceso anula el propósito de la parte "clave" del indicador clave de rendimiento.

Los profesionales impulsados por los datos quieren instintivamente hacer un seguimiento de su rendimiento y utilizar esos datos para ver si están mejorando o no. Es bastante sencillo, pero la complejidad es un arte que muchos de nosotros practicamos a ciegas.

Esto puede ser debido a que la causa principal es que sentimos que más es más. Más KPIs significa que añadimos más valor. Permíteme desafiarte a pensar en esto de una manera diferente.

Desafía a tu equipo a identificar un solo KPI del que sean responsables, que sea significativo y que puedan mejorar directamente. Los KPIs os ayudaran a uniros en torno a vuestro rendimiento de una manera que produce resultados positivos para el negocio.

En lugar de analizar si un KPI concreto tiene un impacto directo en el rendimiento de la empresa (aunque debería), el desafío es ver el proceso de identificación de los KPI como un ejercicio de autoevaluación.

KPIs en Marketing

Cómo establecer objetivos de KPI procesables

La palabra clave es procesable. Hay que establecer objetivos de KPI procesables que sean tangibles e inmediatamente relevantes. Si apuntas demasiado alto con tus objetivos, corres el riesgo de desinflar a tu equipo antes de empezar.

Revisa tus objetivos empresariales

Un KPI es una métrica con un objetivo que es fundamental para el rendimiento de tu empresa. Todas las empresas tienen objetivos, que suelen ser metas relacionadas con los ingresos, el éxito de los clientes, la participación en el marketing y la productividad.

La clave está en entender que, por una parte, la empresa tiene un objetivo estratégico y, por la otra parte, que cada departamento desempeña un papel en la consecución de ese objetivo empresarial.

Si dispones de un departamento de atención al cliente, es posible que dicho departamento no pueda influir directamente en los objetivos de ingresos anuales. Sin embargo, puede centrarse en mantener una base de clientes sana y feliz, cumpliendo los acuerdos de nivel de servicio de tu equipo de asistencia. Es un trabajo quizás menos medible, pero es un factor humano que no se debe ignorar porque su buen rendimiento influirá en los objetivos estratégicos.

Analiza tu rendimiento actual

No puedes ir del punto A al punto B sin entender el punto A, tu punto de partida. Analiza los datos, tómate el tiempo necesario para descubrirlos y haz un recuento honesto de tu rendimiento. Esto te dará la base para establecer tus objetivos de KPI.

Evite a toda costa calificar tus cifras. Sé sincero contigo mismo y con tu equipo. Puede parecer un consejo rudimentario, pero es sorprendentemente fácil (y natural) sentir que tus números son inferiores. Pero, no necesitarías establecer objetivos de KPI si estuvieras superando todos tus objetivos.

Al evaluar tu rendimiento actual obtienes una dosis de realidad. Nada mata los KPI o la motivación como los objetivos imposibles de alcanzar. Doblar tus números suena muy bien, pero ¿es realista el próximo mes o incluso el próximo trimestre o el próximo año? Quizás sí, quizás no. Este es un reto común cuando se establecen objetivos para los KPI de ventas.

Establece objetivos a corto y largo plazo

Ya has examinado los datos y conoces la verdad de tus cifras. Es hora de empezar a trazar el camino a seguir. Puedes empezar estableciendo un objetivo de KPI a largo plazo. Esto le da una visión general a tu estrategia y un objetivo para trabajar desde abajo.

Seguidores Así que digamos que tu objetivo de KPI de marketing a largo plazo es de 50.000 seguidores en las redes sociales y que estás apuntando a lograr eso para el primer trimestre del año. Genial. Eso es específico, limitado en el tiempo y relevante. Más seguidores = más visibilidad, lo que es bueno para el negocio.

A partir de aquí, puedes empezar a calcular los objetivos de KPI a corto plazo. Basado en tu análisis de datos, digamos que actualmente aumentas 1.000 seguidores al mes. Tienes 6 meses para alcanzar tu objetivo. Eso significa que tiene que averiguar cómo generar el resto de seguidores cada mes.

Este planteamiento te dará una idea de si esto es posible o no. Al establecer un objetivo a corto plazo para aumentar tus seguidores, puedes comenzar a trabajar para lograr un gran objetivo de KPI. La verdadera ventaja de establecer objetivos de KPI a corto plazo es que te proporciona un feedback casi inmediato sobre tus procesos y tu capacidad de ejecución.

Los objetivos inalcanzables desinflan a los equipos y les quitan la moral. Los objetivos de los KPI deben motivar y recompensar el trabajo duro.

Supongamos que te propones generar ese número de seguidores en julio, pero te queda corto y sólo generas la mitad. Esto no significa que debas desechar tu objetivo a largo plazo, aunque es motivo de discusión.

Como regla general, reevalúa los objetivos a largo plazo si pierdes 3 meses o 1 trimestre de objetivos de KPI a corto plazo.

Revisa los objetivos con tu equipo

El éxito no se crea de la nada. Las empresas líderes y los expertos en crecimiento son democráticos en la forma en que reúnen a tu equipo. La transparencia de los datos es un factor de éxito.

En otras palabras, lleva tus objetivos de KPI a tu equipo y revísalos en un entorno abierto y honesto. Fomenta los comentarios y actúa en consecuencia. Si eres un director de ventas y tu equipo de primera línea te dice que no hay forma de alcanzar tus nuevos objetivos, debes escucharlos.

¿Significa eso que hay que consentir? No necesariamente. Los objetivos de los KPI deben ser un reto e incluso deben hacerte sentir un poco incómodo.

Aspiramos a alcanzar los objetivos de los KPI porque queremos presionarnos para hacerlo mejor y mejorar. Si los objetivos que has sugerido desinflan instantáneamente a tu equipo, identifica las causas de fondo. ¿Están sintiendo un apretón porque estás usando un CRM anticuado? ¿O tal vez necesitan mejores dashboards? ¿Les falta visibilidad en los procesos que influyen en los resultados positivos?

El camino hacia la consecución de los objetivos de los KPI te hará innovar y auditar los procesos actuales. Puedes ser firme en tus objetivos, pero aún así empatizar con los desafíos en la ejecución. Como gestor, tu trabajo consiste en eliminar los obstáculos.

Revisar el progreso y reajustar

El mundo de los negocios sería mucho más sencillo si se pudieran establecer objetivos de KPI y alcanzarlos automáticamente. Pero no es así. Los negocios son complejos y el crecimiento es un reto.

Hay que evaluar continuamente el rendimiento a intervalos regulares. La cadencia de informes mensuales es natural y un punto de partida ideal. Da tiempo a que los proyectos se afiancen e influyan en las cifras.

Las revisiones periódicas de los KPI tienen dos propósitos: En primer lugar, pueden ser una oportunidad para celebrar el éxito. El impulso es un objetivo valioso en sí mismo, y la positividad genera éxito. En segundo lugar, ofrecen un foro para debatir los proyectos que hay detrás de las cifras y evaluar cómo contribuyen a los resultados.

Al crear un diálogo abierto, puede fomentar la independencia y el liderazgo dentro de tu equipo, y garantizar que cada KPI que defina tenga un defensor.

A veces, tendrás que tomar una decisión difícil, como ajustar tus objetivos. Es difícil comunicar que no se ha alcanzado un objetivo, pero no es el fin del mundo. Demuestra a tu equipo que estás al tanto de los números, que eres consciente de los retos que supone alcanzar el objetivo de los KPI y que tienes un plan para resolver los problemas complejos. Ser abierto y comunicativo sobre el rendimiento puede darte la oportunidad de aportar soluciones y contribuir.


Qué es un dashboard

¿Qué es un dashboard y por qué es imprescindible en marketing?

En una buena estrategia de marketing digital hay algunos aspectos de vital importancia. Uno es definir con claridad nuestros objetivos, y otro, medir con frecuencia y exactitud los resultados que nuestra actividad está dando. O, dicho de otro modo, asegurarnos de que nuestras acciones de marketing nos están acercando a los objetivos fijados, y no al revés.

Ocurre que esas tácticas de publicidad online y su análisis se suelen ver como algo reservado a los expertos, y poco menos que incomprensible para los demás. Sin embargo, tanto los especialistas en marketing como los dueños de la empresa necesitan de un elemento que simplifique el enorme caudal de datos disponible en una presentación sencilla, intuitiva y fácilmente comprensible. Ese elemento es el dashboard.

Es posible que no estés demasiado familiarizado con el mundo de la publicidad digital, pero si llevas un negocio y decides encargar una estrategia de marketing a unos profesionales, seguro que quieres saber si esa estrategia funciona o no, hasta qué punto es efectiva y si te compensa continuar invirtiendo en ella, ¿cierto? Pues esa es una información que te va a dar el dashboard.

El concepto de dashboard. Por qué es tan necesario en el marketing

Un dashboardcuadro de mando o panel de control es, en lo que al marketing se refiere, una representación visual de los datos más relevantes y la evolución de la estrategia de marketing digital de un negocio. Es decir, una pantalla que nos ofrece una visión general de nuestros objetivos y nos permite comprobar en tiempo real si nuestras acciones online están funcionando para conseguirlos.

Llevar a buen puerto una estrategia de marketing online supone tomar constantes decisiones, y el grado de acierto de estas depende enormemente de contar con información útil, fiable e instantánea. En el mundo digital todo ocurre a supervelocidad, y una acción bien concebida pero ejecutada a destiempo suele ser una acción inútil.

Ese control del factor tiempo es una de las ventajas de disponer de un dashboard. Otra es su precisión: el panel informa de la eficacia de los distintos actos que realizamos (en redes sociales, email marketing, posicionamiento SEO o cualquier otro campo de actividad), porque ofrece mediciones exactas de sus efectos. Y solo midiendo datos se pueden verificar y cuantificar las mejoras y los progresos.

Un buen dashboard ha de ofrecernos la información de manera clara, rápida y flexible. Debe dar una idea inmediata de la marcha del negocio, de sus puntos fuertes y débiles, y servir para generar informes específicos sobre los conceptos que recoge. Su finalidad real es, por tanto, proporcionar información útil para orientar (y rectificar) la estrategia de la mejor forma en cada momento y maximizar así su rendimiento.

Los dashboards: una forma práctica de controlar los KPI seleccionados

Resulta más que importante que el cuadro de mandos sea una herramienta sintética: los instrumentos digitales ofrecen tal cantidad de datos sobre la empresa que pretender abarcarlos todos suele llevar a la confusión y la frustración. La practicidad es obligatoria, y de la marea de cifras solo hay que extraer lo verdaderamente relevante. Por eso una parte fundamental de la elaboración de un dashboard es elegir cuidadosamente los parámetros o indicadores que va a mostrar. Son los KPI, o indicadores clave de rendimiento.

Un dashboard puede estar enfocado de diferentes maneras y presentar diferentes clases de información. Debemos valorar con calma para qué queremos el nuestro y en función de ello concretar qué valores van a figurar en él. En paneles generales de rendimiento web es común reflejar indicadores como la tasa de conversión, el número de visitantes y su procedencia, la generación de leads o el importe del pedido medio en un ecommerce. Si el objetivo que perseguimos es aumentar nuestra presencia en redes sociales, probablemente nos interese hacer un control exhaustivo del número de seguidores, la cantidad de clics y el alcance de nuestras publicaciones en los diferentes canales.

En cualquier caso, un dashboard contendrá información medibleactualizable y relevante, y estará pensado para ser útil a nuestras necesidades. Aunque nos hemos centrado en los paneles pensados para servir a la estrategia de marketing, un dashboard no deja de ser un instrumento genérico que puede tomar muchas formas concretas según vaya a ser utilizado por uno u otro departamento de la empresa y para uno u otro proceso.

Herramientas para elaborar un cuadro de mando

Existen multitud de herramientas con las que crear un cuadro de mandos, y una de las más recomendables es Google Data Studio. Es gratuita, permite representar los datos de forma gráfica y generar informes a partir de ellos, e integra información y métricas procedentes de fuentes diversas como Google Analytics, Google Ads o Google Search Console en un mismo dashboard. Resulta extremadamente útil para una estrategia digital.

El dashboard, una de las claves del marketing digital

A menudo se sobreestiman las ocurrencias geniales en el éxito de una estrategia digital. Normalmente, la clave está en el trabajo bien organizado, consistente y enfocado en la dirección correcta. También en medir, analizar y rectificar rápidamente lo que no funciona, optimizando aquello que sí está dando buenos resultados. A todo ayuda en gran medida un dashboard bien confeccionado.

¿Te suena demasiado técnico, demasiado complejo? Probablemente lo es menos de lo que pueda parecer, pero sí es cierto que, como ocurre con cualquier herramienta informática, la utilidad de un dashboard depende del conocimiento de quien lo crea y mantiene. Y esa es nuestra labor como profesionales del marketing online.

En Omametrics diseñaremos un dashboard personalizado para tu empresa a partir de la definición precisa de objetivos, estrategias e indicadores clave. Obtendremos una poderosa arma para la toma de decisiones capaz de dar otro rumbo a tu negocio online. Contacta con nosotros y te lo explicamos.